El fantasma de Canterville y El príncipe feliz, dos clásicos destinados tanto a jóvenes, como a adultos. Ahí encontramos la magia de Wilde, un escritor polémico, que enfrentó la hipocresía de su época, con su pluma afilada. La primera es la historia del fantasma de un noble inglés que sufre el pragmatismo de una familia norteamericana que se instala en su castillo. El príncipe feliz es una narración poética que nos hace pensar en la indiferencia hacia los que más sufren.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Crónica de un viaje "con" destino, la escritura de Nican Axcan

"El proceso creativo consto de dos instancias, primero concretar la aventura desde Argentina hasta Alaska.. Seguir Leyendo
Desarrollo integral del sitio: