Acerca del autor Voltaire,

Voltaire, como todo gran escritor, es un imitador de voces: judíos, ateos, jansenistas, paganos, turcos, romanos, maniqueos, desfilan por su prosa afilada reproduciendo posibles argumentos, confrontaciones, tonos, actitudes. En este punto encontramos también un motivo importante de su pensamiento: la tolerancia religiosa no sólo es necesaria, sino que es algo crucial para fomentar el progreso y evitar el fanatismo. El poder del fundamentalismo religioso -sus epítomes más característicos: la crueldad, la insensatez, la barbarie, la violencia, el robo- es el principal adversario del proyecto ilustrado de Voltaire. Argumenta que es mucho más viable una vida pacífica en una comunidad de ateos que de fanáticos religiosos: "Puebla una ciudad de epicúreos, de simónides, de protágoras y de spinozas, y puebla otra de jansenistas y molinistas; probarás de ese modo la verdad del pensamiento que acabo de establecer".

Ultimos vistos

El blog de boutique

Crónica de un viaje "con" destino, la escritura de Nican Axcan

"El proceso creativo consto de dos instancias, primero concretar la aventura desde Argentina hasta Alaska.. Seguir Leyendo
Desarrollo integral del sitio: