"¿Cuánto dura el duelo, el luto, o como quiera llamarse? ¿Cuánto debe durar? ¿Toda la vida iba a seguir así?" Alguna vez la libertad, el honor y la revolución fueron utopías sociales. Para algunos, causas por las que dar la vida; para otros, palabras e ideas que determinan la moral de una época: su épica. Esta novela, que tiene a la inseguridad como tema y como síntoma, es el negativo de esa utopía. En el paisaje violento y marginal del suburbio, Chiche sufre un robo en el negocio de electrodomésticos que heredó de su padre. Su reacción defensiva da origen a un tiroteo que termina con la vida de su mujer. A partir de ese hecho, sus días transcurren en una apatía poblada de fantasías de venganza que ni la presencia de su hija, ni la de su vecino y único amigo, ni la de otras dos mujeres, logran paliar. Porque Chiche no es ni un viudo ni un solitario: es un hombre solo. Western orillero, thriller del conurbano, fábula moderna del fin de una época, Luto es sobre todo la historia agónica de un hombre gris llevado a un destino inexorable.

  • Editorial: EMECÉ
  • Paginas: 150
  • Edición: 2017
  • Idioma: Español
  • Peso: 188
  • Ancho: 135 mm
  • Largo: 230 mm
  • ISBN 9789500438834

Acerca del autor Patricio Scott, Edgardo

Edgardo Scott nació en Lanús, provincia de Buenos Aires, en 1978. Fue fundador e integrante del Grupo Alejandría, que en 2005 inició en Buenos Aires el movimiento de lecturas y ciclos literarios en narrativa. Publicó No basta que mires, no basta que creas (nouvelle, 2008), Los refugios (cuentos, 2010), El exceso (novela, 2012), y Caminantes. Flâneurs, paseantes, vagabundos, peregrinos (ensayo, 2017). Es traductor y editor de Clubcinco editores. Colabora con artículos de crítica literaria en el diario La Nación, el blog de Eterna cadencia, y las revistas Otra parte e Inrockuptibles. Actualmente vive en Francia.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Crónica de un viaje "con" destino, la escritura de Nican Axcan

"El proceso creativo consto de dos instancias, primero concretar la aventura desde Argentina hasta Alaska.. Seguir Leyendo
Desarrollo integral del sitio: