No resulta exagerado afirmar que los antiguos romanos adoraron el amor otorgándole la más alta consideración. Cantaron y alabaron sus excelencias, además de practicar todas sus variantes. El amor ocupó el centro de su pensamiento, a la vez que se instaló en el corazón de la sociedad y se manifestó en sus costumbres. Relacionado inicialmente con lo sagrado, a partir del siglo I el amor se convierte en institución al multiplicarse sus ritos y representaciones. Se mezcla así con asuntos de alta política -basta recordar a César, Cleopatra y Marco Antonio- y se encuentra incluso en la raíz de la decadencia del imperio, ejemplificada, entre otros, por personajes como Mesalina o Nerón. Pierre Grimal analiza con brillantez este aspecto tan poco estudiado de la antigüedad, que permite profundizar en la comprensión de la civilización romana.

  • Editorial: PAIDÓS
  • Paginas: 352
  • Peso: 400
  • Ancho: 155 mm
  • Largo: 233 mm
  • Colección ORIGENES
  • ISBN 9788449325083

Ultimos vistos

El blog de boutique

Crónica de un viaje "con" destino, la escritura de Nican Axcan

"El proceso creativo consto de dos instancias, primero concretar la aventura desde Argentina hasta Alaska.. Seguir Leyendo
Desarrollo integral del sitio: