´Os diría que es un placer conoceros, Prosperity Oceanus Redding, pero sinceramente, ardo en deseos de destruir vuestra felicidad´. Hacer un pacto con el diablo no es tan fácil como lo pintan: por un lado, obtienes fama y fortuna durante más de 800 años, pero por otro, tienes a un ser vengativo dispuesto a condenarte a una eternidad de servidumbre.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Crónica de un viaje "con" destino, la escritura de Nican Axcan

"El proceso creativo consto de dos instancias, primero concretar la aventura desde Argentina hasta Alaska.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP