Narrada como un largo y proceloso informe, la novela nos presenta el libro de memorias de Peter Hogarth, un cínico matemático que trabaja en el desierto de Nevada en un proyecto del Pentágono (nombre en código: «La Voz del Amo») consagrado a descifrar un misterioso mensaje procedente del espacio exterior. Cuando el proyecto llega a un punto muerto, Hogarth descubre, para su horror, que lo desvelado por el supuesto mensaje extraterrestre podría llevar a la construcción de una bomba de fisión. Hogarth decide entonces que no se debe permitir que tal conocimiento caiga en manos de los militares. «La voz del amo» es una auténtica novela de culto, una obra inconmensurable en la que Lem diserta sobre cosmología, filosofía, biología evolutiva, y también sobre las posibles formas que puede adoptar la inteligencia extraterrestre. Junto con «Solaris» y «Ciberíada», «La voz del amo» está considerada una de las mejores, más influyentes e imaginativas novelas del maestro Stanislaw Lem. Una densa fábula filosófica que narra el esfuerzo de unos científicos por descodificar, traducir y comprender la primera transmisión extraterrestre conocida. Visionaria, profunda, estamos ante la crónica, narrada por el gran maestro de la ciencia ficción Stanislaw Lem, del primer contacto del hombre con una civilización extraterreste.

  • Editorial: IMPEDIMENTA
  • Paginas: 320
  • Edición: 2018
  • Idioma: Español
  • Peso: 380
  • ISBN 9788416542789

Acerca del autor Lem, Stanislaw Herman

Stanislaw Herman Lem nació el 12 de septiembre de 1921 en Lvov, que hasta 1939 formaba parte de Polonia y actualmente es territorio de Ucrania. Comenzó estudios de medicina en su ciudad natal, pero durante la Segunda Guerra Mundial debió interrumpirlos. Durante la guerra fue miembro de la resistencia. Su familia, católica pero de ascendencia judía, se salvó del Holocausto gracias a que Lem trabajaba de soldador y mecánico, desde donde pudo realizar acciones de sabotaje. En 1944, el ejército de la URSS tomó la ciudad y Lem fue "repatriado" en 1946 a Cracovia, donde retomó sus estudios de medicina en la especialidad de psicología. Ese mismo año, publicó su primera novela, El hombre de Marte, en una revista juvenil. A lo largo de su vida, Lem exploró temas filosóficos que involucran especulaciones sobre nuevas tecnologías, la naturaleza de la inteligencia y las posibilidades de comunicación y comprensión entre seres racionales. Fue miembro honorario de la SFWA (Asociación de Escritores Estadounidenses de Ciencia Ficción y Fantasía) en 1973, pero fue expulsado en 1976 tras declarar que la ciencia ficción estadounidense era de baja calidad y estaba más interesada en el aspecto comercial que en desarrollar nuevas ideas o formas literarias. En 1977, fue reconocido como ciudadano honorario de Cracovia. Dos años después, se nombró con el apellido Lem el planetoide n.° 3836 y en 1991 obtuvo el Premio nacional austríaco de literatura Franz Kafka. En sus últimos años, fue miembro fundador de la Sociedad Polaca de Astronáutica, y trabajó en áreas como las matemáticas, cibernética y filosofía. Murió el 27 de marzo de 2006 en Cracovia. Ese mismo año, se nombró con su apellido el primer satélite polaco. Summa Technologiae, su primer libro de ensayos, nunca había sido traducido al castellano.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Crónica de un viaje "con" destino, la escritura de Nican Axcan

"El proceso creativo consto de dos instancias, primero concretar la aventura desde Argentina hasta Alaska.. Seguir Leyendo
Desarrollo integral del sitio: