Defender al menceyAñaterve, que durante tantos años fue considerado el judas de los indígenas de Tenerife, sólo podía hacerlo una persona como Pedro Guerra. Y lo hizo tan bien, que nos dejó la enorme incertidumbre de pensar que aquel calificativo con el que se recordaba al último rey de Güímar, había sido una tremenda injusticia en la que se empeñó, particularmente, el cronistaAntonio deViana. Para respaldar la decisión de Añaterve de pactar con los castellanos, Pedro Guerra ahonda en los «errores y silencios de Viana» desmontando las medias verdades de su poema, que considera «más cerca de la fantasía que de la historia».

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: IDEA
  • Paginas: 128
  • Edición: 2013
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788499418131

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP