Entre los objetos recogidos por la policía científica se hallaba un pendiente de oro, engarzado con una piedra azul. En diversas ocasiones Carmen había sido interrogada y le mostraron la citada joya. Siempre negaba su pertenencia y se sentía bastante tranquila sin mostrar signos de nerviosismo. Una noche se despertó de un profundo sueño y como un rayo de luz ilumina la oscuridad, así al salir de una terrible pesadilla, vio los pendientes de oro y a la persona a la que pertenecían por que en algunas ocasiones le llamó la atención cuando los lucia con bastante arrogancia. Sin tiempo que perder, Carmen se dirigió a la comisaría y pidió ser recibida por el Comisario. Con un fuerte apretón de manos fue saludada por el policía, que como buen sabueso intuyó que algo importante estaba a punto de relevar 1a joven. Y transmitiéndole confianza escuchó la revelación que no era otra que la aclaración de a quien pertenecían los pendientes. La persona no era otra que la dependiente mayor de la fannacía, la cual recibía con bastante frecuencia regalos del señor farmacéutico. Llamada a declarar la presunta sospechosa y ante la evidencia de la prueba, se derrumbó y confesó la crueldad de su crimen. Despechada y perjudicada por la herencia, urdió tan vil delito de lesa majestad, haciendo lo posible por recaer las sospechas sobre otras personas del entorno familiar y de amigos, con tal argucia que nadie pensó en que fuera la culpable, habiendo sido la amante secreta durante muchos años del longevo empresario era más que motivo suficiente para haber sido señalada como colaboradora o cómplice.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: VISION LIBROS
  • Paginas: 160
  • Edición: 2011
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788415402855

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP