La figura de todo gran personaje histórico tiene que pagar el peaje de ser interpretada según criterios no siempre objetivos, coste que se agrava más cuanto más se acerca a lo que se suele denominar época de formación de un pueblo.El Cid no iba a escapar a tal peligro. «Resucitado» al calor de la búsqueda de las virtudes de lo esencial castellano, labor a la que se dedicaron algunos de los miembros de la Generación del 98 y vitaminado durante la larga postguerra, su fama como ejemplo de comportamiento ha ido oscureciendo progresivamente su auténtica talla personal. Y, lo mismo ha ocurrido con el célebre Cantar que le fue dedicado, definido como texto «popular», propio de los orígenes de un pueblo y de una lengua (y consecuentemente, compuesto según una técnica de versificación irregular, aún no perfectamente desarrollada).El estudio que aquí se presenta pretende ofrecer una imagen histórica más objetiva en cuanto al personaje, así como un texto sabiamente ejecutado, en versos absolutamente medidos, sin olvidar su relación con los romances, la cual afecta tanto al guerrero como a la factura del poema, cuestiones todas ellas que no dejarán de originar polémica.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Permitido
  • Editorial: UNED
  • Paginas: 365
  • Edición: 2012
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788436265163

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP