Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis... ¡Ahora! Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis... ¡Ahora! Uno, dos, tres...El faro de Villa Real de Santo Antonio, al otro lado del Guadiana, había iniciado su actividad a las nueve y cuarto. El sol se acababa de caer al mar dejando el cielo teñido de rojo y una estrella solitaria avanzaba la noche. Hacía bastante tiempo que el gitano la dijo que se le habían puesto los ojos verdes de tanto mirar al mar, pero aquel atardecer el mar estaba de plata y no se movía. Por delante de su terraza regresaba la flota pesquera al puerto. Los barcos entraban lentamente por la ría Carreras: uno detrás de otro, con sus luces rojas y verdes: Las rojas a babor y las verdes a estribor. Seguramente volvían cargados de pescado, a juzgar por la cantidad de gaviotas que los sobrevolaban. Una semana antes, uno de los barcos que salió a faenar no regresó. Un golpe de mar acabó con él y sólo pudieron rescatar con vida a tres de los cuatro marineros que lo tripulaban. Son desgracias que ocurren todos los años.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: VISION LIBROS
  • Paginas: 104
  • Edición: 2011
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788498866445

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP