En un oscuro callejón, entre cubos de basura y cajas vacías, está sentado el Borracho Filipo, un harapiento y cincuentón vagabundo. Bebe de un cartón de vino de marca Octavio, nombre de emperador y néctar para pordioseros. A su lado, un escuálido joven de rostro apesadumbrado, Aristóteles, víctima también del infortunio y el vino barato, escucha al viejo hablar. BORRACHO FILIPO: Algún día tú cuidarás de que el gran Alejandro, hijo mío y de la casquivana Olimpia, alcance el saber necesario para gobernar cuando tenga que sucederme en el trono. ARISTÓTELES: (Quitándole el vino de las manos de mala manera) No empieces otra vez. Tu hijo está Soto del Real por atizar a un municipal con un zapato. BORRACHO FILIPO: (Haciendo caso omiso) ¿No es cierto que la debilidad de los gobernantes comienza por la simpleza de sus conocimientos? La Filosofía es necesaria para alcanzar a comprender el bien común, que hace que los ciudadanos entiendan que su sitio está dentro del Estado, y que éste se nutre y se alimenta de ellos, como parte integrante de un ente mucho más importante…, trascendente. ARISTÓTELES: (Se rasca los pies) ¡Me están matando los sabañones! No hemos comido en tres días y el dinero que nos dio la vieja por regar su jardín lo gastaste en una botella de ron. ¡Como si estuviésemos para lujos! Y ahora encima sufres alucinaciones.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: VISION LIBROS
  • Paginas: 152
  • Edición: 2011
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788498863345

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP