En un oscuro callejón, entre cubos de basura y cajas vacías, está sentado el Borracho Filipo, un harapiento y cincuentón vagabundo. Bebe de un cartón de vino de marca Octavio, nombre de emperador y néctar para pordioseros. A su lado, un escuálido joven de rostro apesadumbrado, Aristóteles, víctima también del infortunio y el vino barato, escucha al viejo hablar. BORRACHO FILIPO: Algún día tú cuidarás de que el gran Alejandro, hijo mío y de la casquivana Olimpia, alcance el saber necesario para gobernar cuando tenga que sucederme en el trono. ARISTÓTELES: (Quitándole el vino de las manos de mala manera) No empieces otra vez. Tu hijo está Soto del Real por atizar a un municipal con un zapato. BORRACHO FILIPO: (Haciendo caso omiso) ¿No es cierto que la debilidad de los gobernantes comienza por la simpleza de sus conocimientos? La Filosofía es necesaria para alcanzar a comprender el bien común, que hace que los ciudadanos entiendan que su sitio está dentro del Estado, y que éste se nutre y se alimenta de ellos, como parte integrante de un ente mucho más importante…, trascendente. ARISTÓTELES: (Se rasca los pies) ¡Me están matando los sabañones! No hemos comido en tres días y el dinero que nos dio la vieja por regar su jardín lo gastaste en una botella de ron. ¡Como si estuviésemos para lujos! Y ahora encima sufres alucinaciones.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: VISION LIBROS
  • Paginas: 152
  • Edición: 2011
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788498863345

Ultimos vistos

El blog de boutique

La experiencia Virgen

Publicar la novela Virgen fue poner a prueba la creatividad en cada paso del proceso y también experimenta.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP