El interés por el Patrimonio Artístico español surgió a raíz de las pérdidas sufridas por culpa de las leyes desamortizadoras de 1835 y 1836. Las autoridades emitieron diversos decretos a lo largo del siglo xIx para llevar a cabo inventarios, pero no se pusieron en práctica. De ahí la importancia de los reales decretos de 1 junio de 1900 y 14 de febrero de 1902, en los que se dispuso la elaboración del Catálogo Monumental de España completo y realizado con criterios científicos rigurosos. Para dirigir el trabajo se nombró una Comisión compuesta por miembros de las Reales Academias de Historia y Bellas Artes. Después de la Guerra Civil el control pasó al Instituto Diego Velázquez del CSIC y, más tarde, al Ministerio de Educación, hasta que se abandonó la realización del Catálogo Monumental de España. Este proyecto, muy progresista en su momento y científicamente muy ambicioso, no fue un éxito: no se catalogaron todas las provincias, la calidad fue muy desigual y se publicaron muy pocos. El análisis de la documentación encontrada en varios archivos ha hecho posible conocer paso a paso el desarrollo del proyecto y poner de manifiesto las circunstancias por las que fracasaron las intenciones de sus promotores.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Permitido
  • Editorial: CSIC
  • Paginas: 129
  • Edición: 2010
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788400091378

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP