Javier Hernández, con este libro, se disgrega en dos autores aparentemente opuestos. Del peso pesado y el combate largo (más de 400 páginas, más de 400 golpes, sus novelas publicadas) da el paso al vacío del relato corto o el cuento, y gana los combates por kao. Desde Borges, sabemos el valor del cuento frente a la temperancia de la novela. El estilo del autor es el mismo, es la velocidad del golpe lo que lo hace más contunden-te aún, y la huella que deja es más profunda. Hijo del género negro, nacido en el mismo barrio que Debrigode, Javier Hernández vierte su licor literario alimentándose de aquello que nos acerca a una vibrante humanidad, ajena a la rutina adormecedora. Y ese lugar es el delito, lugar sin embargo poblado de psicópatas, neuróticos incurables que ejercen el poder en círculos acaparadores y moralmente polvorientos. Delitos universales, delitos que mueven la economía en estos tiempos de espirales negras en Canary Islands. Incluso el inspector Carles, hombre bueno y decente que en las novelas de nuestro autor pone los puntos sobre las íes, aquí, en este libro de cuentos, se complace solamente es ser un lector. Días y noches, y siempre una mujer en la ventana...

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: IDEA
  • Paginas: 168
  • Edición: 2010
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788499412634

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP