Tras presentar la exégesis canónica y sus pioneros (B. S. Childs, R. Rendtorff y J. A. Sanders), ofrecemos un estudio monográfico de la filiación divina del justo en el libro de la Sabiduría (Sab 2,12 3,9;5,1-16) desde la perspectiva canónica. Dicho justo se caracteriza por cuatro rasgos: lleva una vida santa, es perseguido y asesinado por los impíos, recibe la salvación escatológica y se tiene por hijo de Dios. Tanto la literatura bíblica como la apócrifa presentan justos semejantes. Entre éstos destacan el siervo de Yavé, el salmista del Sal 22(21) y el rey davídico en los libros canónicos; entre los apócrifos sobresalen los justos del Henoc etiópico, el Maestro de Justicia (Qumrán), Job (TestJob), Eleazar (3 Mac) y Asenet (JosAs). Sin embargo, ninguno tiene simultáneamente los cuatro rasgos del «justo-hijo de Dios» de Sabiduría. Sólo el Nuevo Testamento menciona un justo así. Es Jesús de Nazaret. Este dato histórico-literario tiene interesantes consecuencias.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: VERBO DIVINO
  • Edición: 2016
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788499450438

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP