Los hombres suelen matar y morir por alcanzar el poder y por mantenerlo. Pocos, muy pocos, lo abandonan por su propia voluntad, una vez obtenido. Por eso, el emperador Carlos V se nos presenta como un enigma: rey de España, señor de las Indias, duque de Borgoña y emperador. Y de todos sus títulos se despojó para pasar sus últimos años en un monasterio extremeño, sin armiños, sin órdenes, sin envidias... Un gesto tan señorial y tan incomprensible para nosotros como el desafío en duelo a Francisco I de Francia para zanjar de una vez, sin más guerras, sus disputas sobre Milán.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: ALTERA
  • Paginas: 233
  • Edición: 2008
  • Idioma: Español
  • ISBN DDD0075620020

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP