2 De Abril

Autor:

Libro digital

AR$: 18,65

Disponible solo en Argentina
Libro digital
Libro Papel

En el amanecer del 2 de abril de 1982 la radio trajo la conocida musiquita de las marchas militares. Pero esta vez no significaba, como tantas otras, el anuncio de un nuevo golpe de estado. Esta vez anunciaba la noticia más insólita que podía esperarse en aquellos días: habíamos invadido las Islas Malvinas. Se iniciaba la descabellada guerra conducida por aquellos que dejaron ese jirón de nuestra tierra sembrada de mártires inútiles. Enseguida, quizás ese mismo día, pegado a la radio, comprendí que alguien debía contarlo en historieta. Y YA. Hablé con mi hermano Mario, y estuvo de acuerdo en dibujar lo que fuera. Compré entonces todo lo que aparecía sobre la guerra, es decir, TODO. Y libros, muchos libros sobre los antecedentes del conflicto. En base a todo eso, una copiosa documentación sobre el ANTES y todo lo que se publicaba sobre el AHORA, elaboramos la historieta. También tuve que ocuparme de venderla. Y no resultó tan fácil como pensaba. Sólo el diario "El Litoral" de Santa Fe estuvo de acuerdo en publicarla. Y lo hizo, entre el 1° de junio y el 26 de julio de 1982. Es decir que fue LA ÚNICA HISTORIETA QUE RELATABA EL CONFLICTO AL MISMO TIEMPO QUE SE PRODUCÍA. Ya el 26 de julio la verdad se iba abriendo paso y las miserias e inmundicias cometidas quitaban todo lo que de épico pudiera tener: nuestra bandera había sido atada finalmente al carro triunfal de un vencedor de la Tierra. Así que dejamos de publicarla. La terminación coincidió, en la historieta, con la toma final de las Malvinas, aquel 2 de abril. Y en el racconto histórico, con el fracaso de la patriada del Gaucho Rivero. Sin quererlo, la historia quedó redonda. Épica. Epopéyica. Para la parte histórica, se hace un relato ponderado y documentadísimo de todo lo que pasó, los sucesivos descubrimientos, poblamientos y usurpaciones. Para los sucesos de 1982 se tomó (como en todo el relato) un punto de vista unipersonal y, con orgullo, puedo decir que no hay nada fuera de lugar, no hay apología de la guerra ni exageraciones triunfalistas. Es un relato crudo de una invasión, que tuvo un primer mártir: Giacchino. Como anécdota acaso cómica, el cartelito del pie de las tiras, donde se aclara que "Los hechos relatados se basan en fuentes documentales no secretas. Nombres y acontecimientos no oficiales son imaginarios." Siempre esperé que alguien indagase por qué hacíamos la historieta. Pero, acaso por el lugar donde se publicaba (en la penúltima página de un diario del interior) o porque ya no tenían tiempo para eso, o por casualidad, ningún militar se interesó jamás en el asunto. Como dije, esta historia se publicó en El Litoral de Santa Fe. Y en ningún otro lado. Hacia los años '90, la Editorial Puntosur estuvo a punto de sacarla en un libro. Pero cerró antes. Es, por lo tanto, un material INHALLABLE, una CURIOSIDAD HISTÓRICA que, por fin, comienza hoy su difusión masiva, a 20 años de aquel otro 2 de abril, que cambió el país de los argentinos, para siempre.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Permitido / Imprimir: Permitido
  • Editorial: ELALEPH.COM
  • Paginas: 38
  • Edición: 2002
  • Idioma: Español
  • ISBN DDD1000001365

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP