Ante el mal ajeno hay gente que pasa de largo. Motivos no le faltan. Pero hay mucha gente que sufre dolor físico y moral, soledad maldita y abandono, penuria y hambre, enfermedad y malestar, dolencias y achaques. Ante tanto dolor nos cuestionamos si el hombre moderno tiene sensibilidad suficiente para arrimar el hombro y echar una mano al que lo necesita y lo está pidiendo. Sacerdote y levita quedan descalificados en boca de Jesús. Aprueba, sin dudarlo, la conducta de un hereje como el samaritano. Para el Señor es más importante que la gente ame al prójimo que el pertenecer al grupo de privilegiados en el culto. Volvería hoy a preguntar: «¿Quién te parece a ti que se hizo prójimo del herido?». Y serás feliz si en la intimidad del corazón le escuchas: «Ve y haz tú lo mismo». Y lo haces.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Permitido / Imprimir: Permitido
  • Editorial: ELALEPH.COM
  • Paginas: 122
  • Edición: 2006
  • Idioma: Español
  • ISBN DDD1000001707

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP