Aceptar es recibir voluntariamente algo que nos dan: un regalo, un encargo, una misión, una responsabilidad. Lo aceptamos porque lo consideramos bueno, satisfactorio. Pero hay que empezar por aceptarse uno a sí mismo como es y a los demás como son. En este tercer volumen se recogen las dos últimas ocasiones en las que se nos dice cómo es Dios, cómo nos acepta a pesar de todo y en cualquier circunstancia de la vida. No se limita a esto la revelación, pues también manifiesta Jesucristo cómo es ordinariamente el hombre y cómo desea que sea el discípulo. La mejor perla de la literatura universal, la parábola del hijo pródigo, se expone con detenimiento; la de los viñadores que reciben todos la misma paga, habiendo trabajado mucho o poco tiempo, tiene una interpretación original y optimista. Se resume de un modo sencillo y a través de unas pocas frases el contenido de los tres primeros días de estos «Ejercicios Espirituales en ocho sesiones».

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Permitido / Imprimir: Permitido
  • Editorial: ELALEPH.COM
  • Paginas: 107
  • Edición: 2007
  • Idioma: Español
  • ISBN DDD1000001781

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP