Para empezar, el interrogante básico, cual es el ¿de qué igualdad hablamos? ¿Queremos todos el mismo tipo de igualdad? ¿Deseamos una igualdad que se adecue a la diversidad, o una igualdad que cree ver la desigualdad en cada diferencia y que considera la igualdad como identidad y siente, por lo tanto, aversión a la variedad, a la autoafirmación y la eminencia? Pregunta que, en el ámbito del razonamiento lógico, pero no en el de la realidad de los hechos, debería contestarse antes de formularnos la siguiente, que no es sino la de ¿cómo lograr el tipo de igualdad que queremos?, o ¿cual es el procedimiento adecuado para alcanzar la igualdad que deseamos? Todo ello pariendo de que el deseo de la igualdad por muy generalizado que esté, no es compartido por todos, porque no todos consideran que la igualdad sin más sea un bien estimable o valioso en sí y por sí. Esta última reflexión nos lleva necesariamente a preguntarnos sobre la conveniencia de incluir la igualdad en la norma fundacional de un sistema político como uno de los valores principales de su establecimiento.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: DYKINSON
  • Paginas: 248
  • Edición: 2009
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788498495577

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP