A lo largo de las noventa y dos páginas de En el centro del movimiento. El color se apodera del viaje, el autor recorre espacios abstractos solitarios, apenas poblados por montañas, nubes, arco iris, aire, luz o estrellas, pero también por oscuridades, humo, gritos, tormento y estruendos. Poco a poco, el mar -«ejemplo de movimiento inagotable» va cobrando presencia con toda su fuerza y pujanza, a través de sus olas, su espuma blanca y su calma, que invade «el último instante». Seca Herrera también bucea en los paisajes de las estrellas y en sus «transformaciones dinámicas», mientras trata de averiguar lo que se esconde «en la nebulosa del horizonte». Y después de pasear por la naturaleza más sublime, se encuentra en una calle «larga y triste» o «una perspectiva sin aliciente ni objetivo», para aludir a un ambiente artificial, donde: «Las personas avanzan sin criterio, sin señal, / hacia un final vacío. / La escapatoria a la mediocridad no existe». Por eso, este poeta escribe sobre sus deseos «de hablar con las estrellas» o «emigrar hacia otras lejanías».

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: IDEA
  • Paginas: 87
  • Edición: 2006
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788496640771

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP