Todas la culturas han valorado la inventiva del lenguaje oral, como el distintivo particular de la especie humana, frente a los animales que siguen inmutables en la berra original. El hombre ha querido sacar partido de este arte singular, dotándole de aquel poder mágico a imitación de los dioses que crearon el mundo por medio de la palabra esan/izan dicho y hecho . Esta es la razón por la que los antepasados han adjudicado a los dioses, es decir, a sus antepasados divinizados, la invención del lenguaje. El desarrollo del lenguaje, que parte del estadio monosilábico de las lenguas, coíndice con la época simbólica del imaginario humano o el orden cósmico del primer sapiencial en el que el ser humano se interesaba por la imitación de la naturaleza, para obtener el favor de su poder y evitar a todo trance cualquier obstáculo que se interpusiera en el logro del orden y la felicidad. Al estadio monosilábico sigue el estadio aglutinante, conectado a la época mítica de la cultura humana y el sapiencial social en el que el ser humano introduce en el lenguaje los arquetipos de sí mismo y, finalmente, el estadio flexivo que se identifica con la etapa ritual de las culturas y el sapiencial teológico. Dicho esto, según la teoría de los exegetas, comprobaremos del mejor modo posible en las estructuras del vascuence, lenguaje neolítico por excelencia y testigo de primera mano del nacimiento y desarrollo del lenguaje oral.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Permitido / Imprimir: Prohibido
  • Editorial: ERROTETA
  • Paginas: 152
  • Edición: 2004
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788493403034

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP