La Constitución (art.35,1) establece que "todos los españoles tienen.... el derecho.... a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia". La expresión "remuneración suficiente" no provocó rechazo alguno en las Cortes constituyentes; existió unanimidad entre los grupos del Parlamento a la hora de aceptarla. El salario "suficiente" es, partiendo del sustantivo que lo designa, un derecho cívico o social, pero el calificativo que acompaña a ese sustantivo le adjudica un fin que lo eleva al nivel de los derechos ciudadanos más fundamentales. Esta conclusión general obliga a sentar las siguientes conclusiones particulares: a) el derecho al salario suficiente sirve, con los derechos más inherentes a la persona, para garantizar la dignidad del trabajador; b) pero su condición de derecho social lo hace susceptible de "optimación" progresiva y c) reclama para su desarrollo la actuación de los poderes públicos y los grupos sociales, que en este caso deberán intervenir a través del ordenamiento jurídico para modificar las reglas del mercado. Del texto constitucional se deduce que sus redactores optaron por unir el salario al derecho a allegar los medios para llevar una vida decente, y, con ello, por asociar a los empresarios a la tarea de la construcción del Estado social. La presente monografía tiene como objeto examinar la ordenación jurídica de la retribución del trabajo en España.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Copiar y Pegar: Prohibido / Imprimir: Permitido
  • Editorial: DYKINSON
  • Paginas: 281
  • Edición: 2002
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788481559361

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP