Hoy, después de haber pasado lo más difícil, me siento con una enorme fuerza interna, como una guerrera, una luchadora que no necesita armas para defenderse de nada, porque está entregada, dulcemente, a su destino. Me mantendré vigorosa y erguida, peleando todas las batallas que haya que dar de aquí hasta que Dios decida. El mundo no es trágico y mi opción ha sido pararme con optimismo frente a él. La enfermedad no me ha arrebatado ni me arrebatará las ganas de vivir. Es un hecho: no bajaré los brazos, no me rendiré. CECILIA SERRANO

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: RIL EDITORES
  • Edición: 2014
  • Idioma: Español
  • ISBN 9789562847551

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP