Albert Einstein no aprendió a leer hasta los siete años, su maestra localificó como «mortalmente lerdo». Le costó sangre, sudor y lágrimas acceder ala Escuela Politécnica... después de conseguirlo y finalizar su carrera, sutesis doctoral no causó la más mínima impresión al tribunal que la juzgó, dehecho la consideraron «bastante mediocre». A pesar de ello Einstein acabóconvirtiéndose en uno de los científicos más geniales del mundo, y no fue elúnico: Thomas Alva Edison, Michael Jordan, Graham Bell, Stanley Kubrick,Federico García Lorca... la lista de genios que fueron malos estudiantes esmuy larga. Con Todos los niños pueden ser Einstein cualquier padre puedeencontrar, de una forma eminentemente práctica, las claves que llevan anuestros hijos al triunfo de su capacidad. A la motivación adecuada que puedahacer de cada hijo, aprovechando su cerebro y cualidades, un ser irrepetible ygenial que ayude a progresar la sociedad en que vive, siendo feliz y haciendofelices a muchos. Si su hijo ha de pensar adecuadamente, necesita que leenseñen a pensar. Si ha de resolver problemas, necesidad adquirir la habilidadde resolverlos. Si ha de utilizar su cerebro de modo creativo, necesitapracticar la creatividad intelectual. Y para todo ello, precisa la suficientemotivación y confianza en sí mismo.

  • Formato: EPUB
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: TOROMÍTICO
  • Edición: 2012
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788496947917

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP