En las primeras décadas del siglo XX, España parecía el país más católico del mundo. Bastaba observar el esplendor de las grandes manifestaciones y procesiones tradicionales, la constante participación de los representantes del Estado oficialmente católico en actos de culto, como congresos eucarísticos, consagraciones solemnes de pueblos y ciudades y hasta de España entera, inauguraciones y clausuras solemnes de muy vario signo. Pero debajo de aquella aparente magnificencia, España, más que tierra segura y firme de fe católica, era tierra de reconquista y restauración social cristiana. La Segunda República trajo a la primera escena política otras fuerzas nuevas, o muy potenciadas en todo caso, y muchas posibilidades históricas no presentes o mucho menos operantes hasta entonces. Todas estas fuerzas, nuevas o renovadas, bien distintas entre sí, tenían como distintivo común, en muy diversos grados, el distanciamiento de la Iglesia, como enemiga de las libertades modernas; distanciamiento que en algunas de ellas era ya aversión, rencor, odio y hasta declarada persecución. Que la Iglesia española —la Iglesia jerárquica, nada menos—, presidida y animada por el cardenal Francisco Vidal y Barraquer, buscó la concordia, desde mediados de septiembre de 1931 a comienzos de mayo de 1936, es lo que se desprende de un análisis histórico objetivo. Este libro, «escrito con mucha paz y con mucha esperanza civil y religiosa», por uno de los mayores especialistas en este período, nos describe la política de concordia que llevó a cabo la Iglesia española, bajo la guía del cardenal tarraconense.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: EDICIONES ENCUENTRO
  • Edición: 2016
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788490555149

Ultimos vistos

El blog de boutique

La experiencia Virgen

Publicar la novela Virgen fue poner a prueba la creatividad en cada paso del proceso y también experimenta.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP