Los niños son seres muy vulnerables y necesitan protección. Cuando algo maloles sucede necesitan una ayuda adecuada. Es importante comprender que lostraumas anímicos deben ser objeto de cuidado y que no basta con tomarconocimiento de ellos. Peor aun es pasarlos por alto. En efecto, todo niñotraumatizado que no reciba los cuidados adecuados puede experimentar múltiplesdaños tanto de forma inmediata como posteriormente. Hoy sabemos que lostraumas sufridos en edad temprana pueden tener repercusiones a lo largo detoda la vida. Gracias al desarrollo actual de la investigación, puedeestablecerse la relación directa que existe entre muchas patologías de la edadadulta y lesiones traumáticas sufridas en la fase temprana de la vida.Pero losniños son también resistentes. Andreas Krüger describe una suerte de principiodel diente de león. Al igual que esta planta, que se abre camino incluso através del grueso asfalto, también los niños pueden encontrar una y otra vezcaminos de salida ante una gran dificultad. A menudo tienen a su disposición,de forma más inmediata que los adultos, las fuerzas que se nos han dado atodos para resistir a las dificultades. Por eso mismo es tan importante paraun niño recibir una ayuda temprana y adecuada.Este libro resume de formacomprensible los conocimientos alcanzados en la actualidad por lapsicotraumatología, la disciplina que estudia los traumas psíquicos, de talmodo que padres, educadores, docentes y otros agentes que tienen que ver conlos niños, dispongan de una guía acerca de lo que pueden y deben hacer si elniño ha sufrido un trauma anímico.

  • Formato: EPUB
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: DESCLÉE DE BROUWER
  • Edición: 2012
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788433036179

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP