El reino de Dios es semejante a una perla, a un tesoro, a un campo, a una mujer que hace pan? a las cosas más sencillas de la vida diaria. Pero esa perla, ese tesoro, ese campo, esa masa de harina, esas cosas sencillas? ¿son semejantes al reino de Dios? Más aún: ¿las hacemos nosotros semejantes al reino de Dios? Ahí está el secreto de las parábolas. Dios nos invita a convertir en reino los acontecimientos mas simples de la vida diaria. Jesús, a través de esos relatos, nos enseña que el Reino de Dios no está sólo en el Cielo, que lo podemos construir aquí, en cada momento: al sembrar una semilla, al pescar con una red, al acudir a un banquete de bodas, al tratar a los demás, al cumplir con mi trabajo, al acompañar a un amigo, al limpiar la casa, al estudiar, al amar, al realizar con cariño la rutina de cada día.Te invito a recorrer juntos el camino de las parábolas. Acompáñame a descubrir que podemos empezar ya, desde ahora, a vivir en el Cielo, a entender que cada minuto de nuestra vida puede tener ya, desde hoy, el sabor delicioso de los bienes eternos. Cristina González Alba nació en Sevilla y estudió Derecho en esta ciudad. Vive en Argentina, en la isla de Tierra del Fuego. Da clases de Historia, Derecho, Ética y Análisis del Discurso en la Universidad. Colabora habitualmente en los programas de catequesis de su Diócesis.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: DESCLÉE DE BROUWER
  • Edición: 2012
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788433034595

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP