¡Qué rica experiencia es rezar los salmos! ¡Qué dicha poder hacerlo con las mismas palabras con las que rezaba Jesús! ¡Qué devoción podernos hacer eco de los sentimientos de Jesús y de la Sagrada Familia al rezar los mismos salmos que ellos rezaban! Rezando los salmos hacemos nuestras las alabanzas que Jesús dirigía a su Abba cuando recitaba, por ejemplo, el salmo 100: Amo al Señor, o podemos llenar nuestro corazón de agradecimiento con el salmo 138: Te doy gracias porque me has escogido portentosamente, o de humilde fe y confianza al repetir las palabras del salmo 30: Pero yo confío en ti, Señor.Espigando en los salmos pretende solamente darnos la ocasión, con una breve introducción y comentario, de rezar el salmo uniéndonos a la oración silenciosa y humilde, perseverante y eficaz que Jesús hace en el Sagrario. Nosotros deseamos unirnos a esta oración eucarística de Jesús para llenarnos el alma de los sentimientos de alabanza, gratitud y confianza.El P. José Mª Casasnovas, s. j., al llegar a la India en 1953, recibió de un hermano jesuita el consejo que ha sido el motor de su vida misionera y sacerdotal: Sea Vd. un alma de sagrario. Y tanto en la India, como en la selva, como en Europa, el Señor del Sagrario es siempre el mismo. A Él se le ofrecen estas espigas de los salmos.

  • Formato: PDF
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: DESCLÉE DE BROUWER
  • Edición: 2012
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788433033963

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP