Aseveraciones convergentes en la naturaleza humana: Dios no puede hacer responsable a un ser humano de una acción que no cometió. Un ser creado no puede producir un ser increado. Quien ha visto a Dios en su esencia es imposible que pueda rebelarse contra Él. El pecado, producto humano, es una acción personal propia e intransferible. Jesús no pudo cargar con los pecados de la humanidad porque no los cometió. Dios es inmutable y sus leyes también. El hombre carece de capacidad para entender a Dios y su esencia, pero sí la tiene para conocer su existencia y amarlo en sí y en el prójimo. Con ambos amores somos redimidos y aceptados por EL AMOR. La Ley Antigua y la Nueva dimanan de la Ley Natural. Es imposible que Dios tenga acepción de personas y pueblos. Habla con Él... Tú sabes muy bien de qué. Borra de tu mente estas palabras del rey David: ?Mira, pues, que fui concebido en iniquidad y que mi madre me concibió en pecado? porque son erróneas y no sirven de escudo.

  • Formato: EPUB
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: EDITORIAL ECU
  • Edición: 2013
  • Idioma: Español
  • ISBN 9788415787006

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP