Fernando Peña era un observador agudo, una mente privilegiada con untalento tan cautivante como irrepetible. Sus virtudes eran muchas."Ezquizopeña", como llamó a algunas de sus obras, es un término quedefine su brutal genialidad.A Peña nada le era indiferente ni le pasaba inadvertido. Era permeablecomo pocos. Apenas ingresaba a un lugar podía percibirlo todo: la mássutil fragancia, el estado de las cosas...Había temas que lo obsesionaban. Odiaba que deformáramos el lenguajepara hablar. Podía corregirte frente al mínimo error. Detestaba la faltade pasión. Le fascinaba la vida de hotel cinco estrellas. Cuando BuenosAires ya no tiraba buenos aires, lo aliviaba sentirse extranjero en supropia ciudad. Lo reconfortaba sentir esos olores a otros países quetienen los hoteles. Cuando se cansaba volvía al caos, a su caos.«A que no te animás a leer esto» es un recorrido por todos los temas quelo conmovían. La pasión, el odio, los oficios, las miserias, lo quehacemos cuando nadie está mirando, la muerte, la familia, la locura, elorden, la política, el tiempo que se nos va, las fiestas. Un librodivertido, desopilante y único, como su autor.

  • Formato: EPUB
  • Protección: Adobe DRM
  • Limitaciones: Imprimir: Prohibido / Copiar y Pegar: Prohibido / Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
  • Editorial: PENGUIN RANDOM HOUSE GRUPO EDITORIAL ARGENTINA
  • Edición: 2011
  • Idioma: Español
  • ISBN 9789500734141

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP