Este libro, de gran valor documental, habla de la París de los años 20 y 30 y de la feliz confluencia de Eugenia Errázuriz, Jean-Michel Frank y un ámbito de creatividad propicio para inspirar y dar vida a un nuevo estilo que fue la primera manifestación del minimalismo y el modernismo clásico. Los fecundos vínculos de ambos personajes con artistas de la talla de Picasso, Stravinsky o Diaghilev inspiraron sus propuestas innovadoras en la arquitectura y el diseño de interiores, que fueron rápidamente adaptadas por mecenas y coleccionistas sudamericanos.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP