En la convulsa época de los señores feudales, la joven Esclarmonde se niega a pronunciar, ante los escandalizados asistentes a su boda, el «sí» al apuesto Lothaire: quiere que se respeten sus deseos de ofrecerse a Dios, contra la voluntad de su padre, el señor que reina en Los Murmullos. Una figura femenina que surge de tiempos remotos para narrar su historia, un sueño hecho de sensualidad y de crueldad.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP