Henry David Thoreau afirmó alguna vez que en su cabaña del bosque de Walden tenía tres sillas: «# una para la soledad, dos para la amistad, tres para la sociedad. Cuando inesperadamente venía un gran número de visitantes, sólo estaba la tercera silla para todos ellos, pero por lo general economizaban espacio quedándose de pie». No importa cuántos se queden de pie, los personajes de "La vida interior de las plantas de interior" sólo tienen una silla: una mujer que llora al ver la portada de una revista de decoración en un supermercado, el jurado de un concurso literario de provincias que por fin descubre al escritor genial que siempre ha estado buscando, un perro que aparece en cincuenta y cuatro pinturas de Pablo Picasso y odia a los comunistas, un albatros que vive en la gran Mancha de Basura del Atlántico, un caballo prehistórico que piensa en Empédocles de Agrigento, una joven que sólo come puré de patata deshidratado, una mujer en una lavandería en Bélgica que lee noticias de actrices porno muertas, dos aspirantes a escritores que giran en la nada y otro que vive bajo el gran escritor argentino vivo, una florista obsesionada con un viejo cliente suyo, un actor porno que huye de sí mismo... todos ellos experimentan la sujeción (pero también la liberación) que promete este libro a ellos y a sus lectores.

  • Editorial: MONDADORI
  • Edición: 2013
  • Idioma: Español
  • Colección LITERATURA
  • ISBN 9789876581967

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP