Acaba de morir su padre, y mientras un duelo ambiguo lo invade, Claudio intenta poner orden en su vida. Es un duelo marcado por el rencor y las cuentas pendientes, y su vida no invita al orden estricto. Tampoco aspira a eso: se conforma con un diagrama, unas pautas de circulación y seguridad mientras el horizonte se despeja. Y no se despeja, ciertamente. Claudio viene de un proceso de rehabilitación de cocaína, tras haber sido un dealer exitoso y un consumidor desbordado. Ahora mantiene algunos clientes, que le garantizan unas citas semanales. Se recuesta en ese pálido estar, coloreado por vicios menores, enriquecido de golpe por la aparición de una mujer. Pero el destino es lo que debemos cumplir, y no el plan que trazamos con displicencia. La ilusión de un paréntesis, mientras las piezas vuelvan a encajar, mientras él descubre que pieza es y donde puede encajar, se desvanece. Las cuentas pendientes, las suyas y las de su padre, se presentan con carácter de ultimátum. El natural peligro de su vida se asoma a la lisa y llana violencia. Al final, esa era la única cita importante, y para ese momento se venía preparando. Con una escritura seca, con una mirada que desnuda la impostura y la hipocresía de la ciudad, Marcos Herrera inscribe esta novela en la doble tradición de Roberto Arlt: la del cross a la mandíbula y la de la imaginación fabulosa revestida de realismo. Frivolidad y discreción están gloriosamente ausentes en Polígono Buenos Aires. En su lugar, la existencia como amenaza, la traición latente, el azar que puede salvar o abatir en un segundo, una ligera angustia al atardecer, y allá lejos, y no del todo firme, una luz venturosa que alienta a seguir. Pero sobre todo, literatura exquisita y soberbia para narrar sin piedad, aunque con ternura, ciertas vidas que perseveran contra su propio porvenir.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP