LA MIRADA SOBRE LOS LÍDERES REVOLUCIONARIOS LATINOAMERICANOS del siglo XIX ha sido especialmente compacta. Con pocas reservas, San Martín, O Higgins y Bolívar se recortan en el Olimpo de la patria grande. La historia construida en torno a ellos, naturalmente, es deudora de los resultados: las Independencias logradas y de la derrota del Imperio español. Ese final parece haber cincelado sus carreras, donde los conflictos apenas despuntan. Y donde la política, es decir el ejercicio del poder del que dispusieron y las decisiones que fueron tomando día a día, se adecua a las victorias militares logradas. Sin embargo, cuando se observa aquel presente y no la escritura que la historia hizo de él, esa imagen se astilla. Y hay un personaje que contribuye por encima de todos para disipar el consenso sobre los Libertadores: José Miguel Carrera, el revolucionario chileno que fue en principio aliado y luego tenaz enemigo. Exiliado en el Río de la Plata entre 1814 y 1821, impedido de volver a Chile, Carrera combatió a las tropas realistas y se opuso a los designios de la Logia Lautaro y el régimen de unidad que promovían . Esa doble situación, más su indoblegable afán libertario, sus alianzas con Alvear y con los caudillos Francisco Ramírez y Estanislao López, su carisma y el ejército irregular y las montoneras que le fueron leales, lo convirtieron en un protagonista tan incómodo como peligroso. Fue perseguido, vencido y fusilado por los herederos del poder sanmartiniano, y al enterarse de su muerte, San Martín lo llamó "ese monstruo". Pero fue otra cosa: un singular patriota latinoamericano, que muestra a muchos próceres de la Independencia en facetas casi desconocidas, que resignifican sus carreras. Por tanto, Beatriz Bragoni ha escrito al mismo tiempo una biografía ejemplar y un ensayo histórico que saca a la luz tramas ocultas del proceso revolucionario de América latina y problematiza verdades dócilmente aceptadas. Las relaciones con Gran Bretaña y Estados Unidos, la forma disímil de incorporar el legado español, los intentos de San Martín y O Higgins de establecer monarquía en Chile y en el Río de la Plata. El hilo conductor es José Miguel Carrera, pero la imagen resultante de esta obra es la de América latina en armas, conspirativa, independentista y facciosa.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP