Entre los seres humanos y los no humanos hay una diferencia importante: los humanos son sujetos que poseen derechos debido a su cualidad de hombres, los no humanos son objetos naturales o artificiales que no tienen derechos propios. Esa es una de las maneras de distinguir la naturaleza y la cultura. Acaso la más común, la que nos enseñan en la escuela. Pero los antropólogos desconfían mucho del sentido común. Solemos analizar los lugares y los seres que los habitan en función de nuestras costumbres adquiridas a través de la educación, de los paisajes a los que estamos acostumbrados y de las maneras de vivir que nos resultan cercanas desde la infancia. Esa diversidad es una fuente de riquezas, pero también hace difícil la coexistencia. Los pueblos con lenguas y costumbres distintas, que perciben espacios diferentes, ¿viven todos en un mismo mundo?

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP