La maternidad, nuestras maternidades, están sitiadas por el lenguaje que las enmarca, las define, las adjetiva, las pondera, las limita, las condiciona, las enreja. Eso es lo que más valoré del este libro cuando Sonia me lo mandó para que lo leyera. Sonia habla de su maternidad como quien se organiza para tomar el poder. La pelea por el poder, dcie Roland Barthes, siempre es una pelea por el lenguaje. Sandra Russo

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP