El término psicología designa convencionalmente un conjunto de disciplinas de diferentes marcos teóricos, tradiciones de investigación y prácticas profesionales de intervención, más que un campo disciplinar unificado. Algunas corrientes han llegado a ser predominantes en ciertos períodos y en ciertos ámbitos académicos, como por ejemplo, solo para nombrar algunos casos significativos: el conductismo, en Norteamérica, durante las décadas de 1920 a 1940, la reflexología en Rusia, durante las décadas de 1930 a 1950, y el cognitivismo en Norteamérica, desde la década de 1970, y en otros países de influencia, desde las décadas de 1980 y 1990. Aquellos que trabajan dentro de alguna de esas corrientes principales (mainstream psychology), consideran que su perspectiva define la psicología científica, y todas las demás no son científicas. En tal sentido, consideran que las demás corrientes que se siguen sosteniendo y desarrollando, no son científicas, y tal vez, lleguen a debilitarse hasta desaparecer (véase, por ejemplo, Rosenzweig, 1992). La pluralidad de corrientes y marcos teóricos, sin embargo, ha sido constitutiva de la psicología desde los comienzos de sus desarrollos universitarios e institucionales en el siglo XIX, hasta la actualidad.

  • Editorial: PROMETEO
  • Edición: 2015
  • Idioma: Español
  • ISBN 9789875746572

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP