Gilles Deleuze no se adapta a la imagen estándar del filósofo político. No ha escrito sobre Maquiavelo, Hobbes, Locke o Rousseau, y cuando ha escrito sobre filósofos que son considerados pensadores políticos, tales como Spinoza o Kant, no se ha ocupado de sus escritos políticos. No se ocupa de cuestiones tales como la naturaleza de la justicia, la libertad y la democracia, y mucho menos de los principios de justificación procedimental. Su obra muestra una casi total falta de compromiso con los problemas centrales y las obligaciones normativas del pensamiento político angloamericano. Los intereses explícitamente políticos no constituyen la parte más grande o importante de su obra y surgieron relativamente tarde en su carrera. Sin embargo, fue coautor (junto con Felix Guattari) de dos libros muy explícitamente políticos: "El anti-Edipo" y "Mil mesetas". Además, publicó un capítulo de los "Dialogues" compuesto conjuntamente con Claire Parnet, titulado "Muchas políticas", y escribió un libro sobre Foucault, un ensayo sobre temas foucaultianos titulado "Postscript sobre el control social", y varias entrevistas referidas a cuestiones políticas. A pesar de su falta de compromiso con cuestiones de teoría política normativa, Deleuze es, pues, un filósofo profundamente político. De hecho, su obra en colaboración con Guattari ofrece, como este libro pretende demostrar, nuevos conceptos y un nuevo enfoque para pensar filosóficamente acerca de lo político.

  • Editorial: PROMETEO
  • Edición: 2013
  • Idioma: Español
  • ISBN 9789875745612

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP