Lo ayudaban a bañarse, a peinarse, a comer, a lavarse los dientes y hasta a meterse en la cama. ¡Leo estaba harto! Así que, una noche, subió a su triciclo y se escapó de su casa. Tenía un plan para demostrarle a su familia que ya no era un bebé: vivir diez años en el bosque, completamente solo. ¿Podrá Leo estar alejado de su familia tanto tiempo?

Ultimos vistos

El blog de boutique

SIGLO XXI Nueva Colección HACER HISTORIA

@page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; line-height: 120%; text-align: l.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP