Hacer burbujas es fácil. Un rato de soplar y soplar, y quedamos en medio de una nube de burbujas frescas, que estallan en miles de gotas invisibles. Pero jugar con la burbuja más grande del mundo es una historia bien diferente.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP