¿Qué hace tan especial a la poesía Juan L. Ortiz? ¿Qué la distingue y le otorga esa condición de futuro que parece ser su signo cierto? Cada lector asume, secretamente, sus propias respuestas. Uno de sus críticos, Carlos R. Giordano, ha dicho, en 1967: "La clave de su eficacia podría residir en la sorpresa que produce el descubrimiento (inevitable) de que esa evanescente y armoniosa poesía impresionista ha deslizado también un mensaje de lucha y esperanza". La investigación literaria que acompaña esta antología -que cruza archivos privados y públicos, y arroja el hallazgo de un cuento inédito en libro, "Martín", y otros materiales desconocidos como cartas, entrevistas, recepciones bibliográficas, etc. - echa luz sobre ese mensaje de lucha. ¿Quiénes eran esos "camaradas" a los que tanto nombra? ¿Dónde se publican sus poemas? El resultado da una imagen novedosa de Ortiz, de los alcances de su figura y de su poesía en el propio tiempo en que esta se escribía. Todo comienza en 1914, con su viaje al Buenos Aires de los anarquistas, su vuelta a Gualeguay, la publicación de sus primeros poemas en la revista Claridad, en 1930. Y continúa con el registro de los sucesos que rodearon a la sociabilidad del Partido Comunista Argentino, en la que el poeta se encontrará inmerso -con una militancia jamás desmentida- durante más de cuarenta años. Así presentada, en su rara combinación, la poesía de Juan L. Ortiz se muestra como una de las resoluciones más sutiles -y menos conocidas- que ha tenido la literatura argentina del s. XX en referencia a la siempre tensa relación entre literatura y revolución.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP