¿Puede un filósofo, alguien que trabaja con la razón y practica la prudencia, convertirse en amante pasional capaz de la locura y el crimen? Juan Lombó, personaje intenso y contradictorio de esta novela, que dicta clases de filosofía en una universidad religiosa y es buen padre de familia, siente amenazado su mundo con la llegada tumultuosa de la primavera y de una mujer que rocía su cuello con un perfume elaborado con orquídeas del África. Juntas, dos fuerzas irrefrenables: la primavera lujuriosa (con sus aromas y pólenes enervantes) y Anastasia (con su candor infantil y sus ojos verdes fijos) desbaratarán el andamiaje lógico de la vida de Juan Lombó, el héroe de esta novela inquietante, conduciendo su ordenada vida burguesa al borde del caos y la destrucción. Lombó ha encontrado, además, una nota que alguien puso inadvertidamente en un bolsillo de su saco. ¿Es de Anastasia? ¿Es de otra alumna de su curso de filosofía antigua? La libre interpretación que hará Lombó de los enigmáticos versos escritos en esa nota, del poeta Pablo Neruda, serán el detonante de la pasión contenida del modesto profesor universitario que, presa de un frenesí erótico desconocido, se verá desgarrado entre la ficción y la realidad, entre la alucinación y la reflexión lúcida, entre viajes oníricos a Praga y conversaciones nocturnas con David, su amigo pintor. Cuando concluya la primavera desquiciante, él ya no será el mismo, y habrá aprendido que la distinción filosófica entre Ser y Parecer, era de una crudeza espeluznante y no mero concepto racionalista. Comprenderá que nada es lo que parece. Nada parece lo que es.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP