«Nada es, aunque fuera no lo podríamos conocer, y aunque fuera y lo pudiéramos conocer no lo podríamos comunicar.» Las tres revolucionarias tesis que el gran sofista Gorgias enunció en el siglo V a. C. corroían los lazos establecidos entre ser, pensamiento y lenguaje. Eso le valió la condena de Platón, cuya pluma lo ha convertido, además, en un personaje literario inolvidable. Si bien la figura del sofista fue denostada e ignorada desde entonces, el pensamiento de Gorgias constituye, en perspectiva, un momento ineludible que abrió de una vez y para siempre a la filosofía el problema de la relación entre las palabras y las cosas. Nos quedan dos versiones del texto griego. Una, de Sexto Empírico; la otra es obra de un anónimo. Nuestra edición, bilingüe, incluye ambas, precedidas por un estudio introductorio que esclarece, paso a paso, la intrincada argumentación del sofista.

Ultimos vistos

Desarrollado integral del sitio: TAP