"Todas las inteligencias son iguales". "Se puede enseñar lo que se ignora". "Las explicaciones atontan". "Es preciso querer lo posible". "Cualquier hombre puede todo lo que quiere". "Nunca es la inteligencia la que falta, sino la voluntad". Un hecho fechado, 1818, arrastró a Jacotot a la opinión de la igualdad de las inteligencias. Esta opinión, tan sostenible como la contraria, funcionó a partir de allí como hipótesis a ser verificada. Hipótesis-festejo. Era un tiempo de fundación. El "alba de las pedagogías" se erigía como uno de los resultados palpables de la "revolución", pero esta aurora llena de promesas se sostenía en la opinión de la desigualdad de las inteligencias, en la lamentable separación entre sabios e ignorantes. Hipótesis-lamento. Nada es verdad. Sólo se trata de ver qué vida hay bajo cada hipótesis. Jacotot comprueba que la experiencia de la emancipación se ha hecho desde siempre. La lengua materna es el índice. Dice Rancière: ... el ser que se supone virgen, al que el maestro se propone dar los primeros elementos del saber, ya ha comenzado hace mucho tiempo a aprender. Es por eso que la cuestión de la "lengua materna" está en el corazón de la relación entre tiranía y emancipación. En efecto, todo hombre ha hecho esta experiencia mil veces, y sin embargo a nadie se le ocurrió decir a otro que también podía emanciparse.Esta es la buena nueva que hay que difundir. Pero esa buena nueva no tiene futuro en sociedad. Allí se desrazona, y por tanto hay que desrazonar lo más razonablemente posible. El individuo es libre, la especie no lo es. La sociedad es la explicación que nos gobierna: este gigantesco sistema de explicaciones trabaja sin tregua para separarnos de lo que vemos y de lo que hacemos. Pero la inversión de esta situación no debe empujarse hacia el futuro, hacia utopías esperanzadoras que perpetúan la dominación presente. Esta exigencia no es un asunto del pasado (...) el tiempo de Jacotot es actual como es actual el combate a todo instante renovado entre las dos lógicas. Pues la predicción de Jacotot se ha revelado exacta. Era preciso escoger entre dos ideas de la igualdad: la que se repele hacia el futuro como una meta a alcanzar y la que se afirma aquí y ahora como una presuposición a verificar. Como dice Jacotot, sucede al azar el darse cuenta de ello, pero publicarlo es una buena nueva.

  • Editorial: CACTUS
  • ISBN 9789872407520

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP