El arte textil del mundo Quichua-Santiagueño está poblado de estos chispazos de la gente de antes. En sus telares, el espíritu del monte juega en silencio, se hace materia y evoca su origen. Rastros de su andar con destino argentino nos recuerdan que cinco siglos atrás el monte fue cuna y matriz de nuestras primeras criollas, y que aquellas mujeres llevaban en su corazón mestizo, tradición de la más antigua sabiduría.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP