Margarita Barrientos siempre tuvo una visión a largo plazo de su proyecto: hacer de su comedor un espacio social para la vida de los jóvenes de la villa, para que todos pudieran desarrollarse y que los chicos tuvieran los elementos para después poder buscar otras soluciones a sus carencias. Su sueño fue de una concepción sociológica de enorme trascendencia política. Su trabajo es el que debía hacer la política y, en su ausencia, lo llevó adelante sola, con su escasa formación. Ella le dio perseverancia al proyecto. No lo agotó en quinientos kilos de arroz, mil kilos de harina. Eso era la base, sí, pero ella entendió que debía sumarle visibilidad, perdurabilidad y mejores condiciones, para alcanzar un objetivo no de mera subsistencia, sino de movilidad social. Los problemas de la desigualdad no se solucionan solo con la solidaridad. Margarita entendió que, si no le daba un proyecto social al comedor, la obra podía extinguirse pronto. Supo generar su propia ayuda, supo armar su propio organigrama, un mecanismo para reunir el apoyo de varios gobiernos, de varias empresas. Lo que podemos observar en Margarita son hechos, esos mismos hechos que la respaldan y que invitan a acompañarla en la enorme tarea social que realiza.

  • Editorial: TETRAEDRO
  • Paginas: 160
  • Idioma: Castellano
  • Peso: 220 gramos
  • Ancho: 145 mm
  • Largo: 225 mm
  • Colección Tetraedro Ediciones
  • ISBN 9789871853045

Ultimos vistos

El blog de boutique

SIGLO XXI Nueva Colección HACER HISTORIA

@page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; line-height: 120%; text-align: l.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP