Pedagogía Para No Pedagogos:

Teoría y acción educativa

Autor:

Libro en papel

Modos de envío

Formas de pago

Libro ON DEMAND. Un ejemplar del libro será impreso para Ud.. Cola de impresión: 7-10 días

AR$: 290,52

U$s 18,39

Libro digital
Libro Papel

¿Hay que estudiar pedagogía para ser profesor? ¿Por qué? ¿Para qué sirve? Las respuestas a estas preguntas difieren considerablemente. Oscilan entre un rechazo más o menos manifiesto, variadas indiferencias y una revalorización del estudio sólo en términos de su aplicación a la práctica. Los rechazos al estudio de la pedagogía ?mayoritarios según mi experiencia en la enseñanza? no tienen la misma forma. Se rechaza el estudio o bien porque es ?pura teoría... pura palabrería, pura literatura. Además, la teoría es compleja... es cosa de intelectuales y de universitarios?, etc.; o bien porque ?la pedagogía no puede bajar a la práctica, es decir aplicarse a lo concreto, la pedagogía no ayuda en nada a cambiar el mundo, está descontextualizada, lo que necesitamos son hechos y no palabras, no se trata de comprender el mundo sino de cambiarlo?, etc. Por otro lado, las defensas de aquellos que estiman necesario estudiar pedagogía también difieren: ?hay que estudiar pedagogía porque el conocimiento ?en especial aquel que se hace llamar científico? te permite cambiar las cosas, porque la pedagogía está allí y es nuestro oficio enseñarla, porque la teoría te permite comprender lo que pasa?, etc. (Antelo, 2003: 63) Quizás, el lector se haga alguna de las preguntas de Antelo y otras más tal vez, y acaso se identifique con la primera posición que describe el texto anterior. Sin embargo, estimo que si está leyendo este libro, es porque, más allá de sus dudas y posiciones, está esperanzado en mejorar como profesor, y ese es ya un buen inicio: estar predispuesto a pensar que se puede hacer algo diferente. Soy consciente, también, de que algunos lectores abordarán este texto no con tanto gusto, porque quizás forme parte de una lista de bibliografía obligatoria. Si este fuera el caso, espero poder persuadirlo de que vale la pena leerlo y, por sobre todo, de que vale la pena, al menos, porque planteo algunos interrogantes que inciten la búsqueda de respuestas en la pedagogía, su teoría y su intersección con la acción. En un excelente texto de pedagogía, Meirieu (1998) ha planteado la educación ?objeto de estudio de la pedagogía? como necesidad eminentemente humana, dado que ?nadie ha visto jamás una abeja demócrata?. Educar es no sólo desarrollar la inteligencia formal como se creyó desde el Iluminismo, en el siglo XVIII, sino también desarrollar la inteligencia histórica capaz de discernir la herencia cultural en que está inscripta, es decir, educar es introducir al niño-joven a un universo cultural, un universo en el que los hombre han conseguido amansar hasta cierto punto la pasión y la muerte, la angustia ante el infinito, el terror ante las propias obras, la terrible necesidad y la inmensa dificultad de vivir juntos... (Meirieu, 1998: 25) A través de la educación, el sujeto podría tomar su propio posicionamiento, conocimiento y cuidado de sí mismo; del otro como semejante y diferente como sujeto; y del mundo como universo cultural. Los griegos llamaban a este enfoque: ?epimeléia?. Meirieu (1998: 139-140) señala al respecto que la pedagogía no puede prescindir de saberes específicos. ?No podemos argüir que, por cuanto su objeto es un sujeto, la pedagogía es, en ese sentido, lo que hemos denominado `una acción sin objeto´, y remitirnos entonces al carisma del educador y al azar de los encuentros favorables... La pedagogía es praxis: acción y reflexión?. En resumen, la educación y los sujetos implicados en ella como objeto de estudio de la pedagogía constituyen un tema abierto y complejo, vinculado con sus componentes: explicativo, normativo y utópico (Gimeno Sacristán, 1978). El propósito fundamental que persigue el presente texto es iniciar al lector en el conocimiento de las teorías de modo tal que puedan dar cuenta del porqué de sus acciones, del nexo entre ambas. Por eso, he pensado el libro en 3 capítulos básicos: ?Teorías de la educación ?La enseñanza: teorías y acción, que incluye ideas sobre la transmisión, la didáctica y el curriculum ?El aprendizaje desde sus teorías iniciales hasta las nuevas aportaciones de las neurociencias cognitivas en la práctica del proceso. Sin descuidar las teorías y acciones más difíciles y complejas de la evaluación del aprendizaje. ?El futuro de la educación desde la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación. El aporte de este trabajo se centra en la síntesis de diversos aspectos (teóricos y prácticos) que, particularmente, a un docente no pedagogo le puede resultar difícil encontrar en forma de breviario.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP