Hipo no quiere meterse en el agua porque dice que es muy aburrido. Entonces decide dar una vuelta para ver cómo se divierten los demás. Pero a él nada le sale bien. Pero tal vez...¡haya algo que sí puede hacer! Aunque para ello tenga que encontrar el coraje y animarse. Una preciosa historia sobre miedos y el descubrimiento, bellisimamente ilustrada.

Ultimos vistos

El blog de boutique

Cuando me siento a escribir...

Cuando me siento a escribir, siempre comienzo creando el mundo (o, en el caso de la saga Zodíaco, los mund.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP