Hipo no quiere meterse en el agua porque dice que es muy aburrido. Entonces decide dar una vuelta para ver cómo se divierten los demás. Pero a él nada le sale bien. Pero tal vez...¡haya algo que sí puede hacer! Aunque para ello tenga que encontrar el coraje y animarse. Una preciosa historia sobre miedos y el descubrimiento, bellisimamente ilustrada.

Ultimos vistos

El blog de boutique

La imprenta mayúscula para primeros lectores

Acompañar el desarrollo de las competencias de un primer lector implica considerar especialmente los disti.. Seguir Leyendo
Desarrollado integral del sitio: TAP